"Más que guitarra contemporánea, es guitarra sincera"

Jesús Gutiérrez compone a partir de la observación y la escucha del movimiento. La naturaleza, la ciudad, la luz, el ser humano, tanto en sus dinámicas físicas como interiores, le ofrecen motivos sonoros.

Sin ninguna pretensión, Jesús Gutiérrez difiere del modelo de concertista clásico. Como solista ofrece una obra, una comunicación con el público, una presencia escénica y una forma de relacionarse con su guitarra, alumbradas por una personalidad libre y visceral.

Otra clave es su interés por las intersecciones entre las diferentes expresiones artísticas.

Jesús Gutiérrez transforma en música historias literarias, cinematográficas y audiovisuales, creando climas emocionales para cada personaje, para cada avance argumental, para las sutilezas de los momentos y estados de ánimo, para el rico proceso que nos conduce desde un principio hasta un final.

Y la danza. ¿Cómo separarla de una guitarra? En los últimos años, este compositor e intérprete ha trabajado con los coreógrafos Jaime Urciuoli, Michelle Man, y Daphne Mavis Coward. La unión entre guitarra y bailarina-bailaora no es exclusiva del flamenco. Sin clichés ni costumbres, Jesús Gutiérrez muestra en un espectáculo de gran pureza la honda compenetración entre guitarra y danza contemporánea.

Explicar la música es sólo una aproximación. Las palabras requieren matices. El músico de jazz manouche Juan Pedro Jiménez ha dicho sobre la labor de Jesús Gutiérrez: “Más que guitarra contemporánea, es guitarra sincera”.

Berta Alonso

  Este nuevo viaje musical está inspirado en la relación que existe entre los Planetas y Los Árboles, para así hacer tomar conciencia al escuchante de esa influencia astral que nos forma como Seres Humanos.

  La idea surge de los encuentros de Biografía Antroposófica que organiza El Fruto de La Rosa en el centro: El Abedul (Cercedilla, Madrid). En estos talleres descubrí la forma de materializar la imagen que venía forjándose en mi desde hace años, para, a través de la música, mostrar la esencia de los Árboles.

  Las piezas están organizadas desde la esfera más cercana a La Tierra: la materia, El reino de Dios. A partir de la Tierra, representada por la guitarra, van ascendiendo como en el Árbol de la vida Hebreo, por las Sefirot que están regidas por los 7 Planetas más importantes de nuestro sistema solar:

1) Luna, los fundamentos del Cerezo en flor, el reflejo. Si. B.

2) Mercurio, la gloria del Olmo y el Tilo. Re. D.

3) Venus, la victoria del Abedul. Fa. F.

4) Sol, la belleza del Fresno. La. A.

5) Marte, la justicia del Roble. Do. C.

6) Júpiter, el Amor y elegancia del Arce. Mi. E.

7) Saturno, el entendimiento, el Ciprés, las Hayas Blancas. Sol. G

  A través de mi investigación, encontré la relación por terceras que se origina desde la Luna: Si-Re-Fa-La-Do-Mi-Sol. Rudolf Steiner asignó una nota musical a cada planeta, siendo la nota Si, Luna, Lunes, la primera nota de la escala por grados conjuntos, que se corresponde con el orden de los días de la semana en la actualidad: Si-Do-Re-Mi-Fa-Sol-La... por lo tanto, mi descubrimiento ha sido ver esa relación por terceras que se crea con la ordenación natural de los planetas. No en vano, este orden esta impreso en el Árbol de la Vida Hebreo.

  Esta música quiero dedicársela a mi querido primo Luis Miguel García Gutiérrez. Un gran músico y mas grande Ser Humano que pasó el umbral en el mes de agosto de 2019, cuando se estaban forjando estas grabaciones en el estudio. A él le debo en gran parte, haberme dedicado profesionalmente a este arte: siempre fuiste un guía para mi... nunca olvidaré tu frase de ánimo para seguir estudiando música: " Adelante, lo que hace un hombre lo puede hacer otro".

 

  Grabación realizada en los estudios: "La Tierra en Llamas" (Don Benito, Badajoz) en el verano de 2019.

Y gracias a mis hermanos artistas:

Juan Pedro Jiménez Aparicio, por la grabación, producción y mezcla.

Y a Christian Hugo Martín por su buen hacer en el diseño de la portada.

 

Escuchar